Hereditary

Que tal cinéfilos? Os traigo critica de Hereditary, la película de terror del guionista y director Ari Aster protagonizada por Toni Collette, Gabriel Byrne, Alex Wolff, Milly Shapiro y Ann Dowd. En cines a partir del 22 de junio de 2018.

Esta película, ópera prima de Ari Aster (también guionista), pretendía ser un estreno de terror imprescindible en la época estival. Sin embargo, a mi (fanática del género) me decepcionó completamente.

Hereditary cuenta la historia de la familia Graham, cuyas rencillas afloran cuando la matriarca Annie (Toni Collette) pierde a su progenitora, acudiendo a terapias grupales en medio del extraño comportamiento de sus dos hijos.

La que más sufrirá la extraña sucesión de fenómenos paranormales sera la pequeña Charlie (Milly Shapiro), una niña solitaria e introvertida, casi aislada del resto.

Si bien la película ha despertado gran expectación tras un paso por festivales con el aplauso unánime de la critica ( la denominaron incluso como “El exorcista “de este siglo, casi nada) , para mi ha supuesto un verdadero bluf.

Si bien la película recoge elementos de las antiguas películas de serie b, siguiendo la línea de La semilla del diablo o El exorcista, pero también de títulos como Expediente Warren, Insidious o The Babadook, algo falla.

Siquiera un solvente reparto, con una gran Toni Colette a la cabeza, acompañada de Gabriel Byrne (Sospechosos habituales), Alex Wolff (Jumanji: Bienvenidos a la jungla) o Milly Shapiro, consigue salvar una película aburrida y sin sentido tras su buen planteamiento (especialmente de traca es el surrealista tramo final).

Si bien la ambientación, la música y el resto de elementos técnicos y artísticos buscan lograr atmósfera claustrofobica de angustia y terror (con el tipico juego de luces y sonido para crear ambiente), hasta las escenas supuestamente mas espeluznantes de Hereditary levantaron carcajadas en mi sala de cine.

A su favor, decir que la pelicula no es de las que busca el susto facil y barato, pero en cierto punto de su metraje perdió para mi parte del interés y la coherencia lógica de la trama. Impacta, si, pero demasiado enrevesada y retorcida, a la par que demasiado lenta en conjunto (mas alla de determinadas buenas escenas).

Aster triunfa con su propósito de no dejar indiferente al espectador, y más bien para mal en mi caso, retorciendome en mi butaca mas de aburrimiento que de miedo) , pues el tráiler y las críticas nos han vendido una pelicula totalmente distinta a la que es en realidad. Hereditary puede poner los pelos de punta en momentos puntuales, pero el entramado de terror y misterio que se va tejiendo hasta el final tiene cada vez menos sentido. Por tanto, como aficionada a pasar miedo en el cine, diré que (en mi humilde opinion) considero exagerado que se haya empezado a hablar ya de Hereditary como futura película icónica y de culto, pues por momentos hace el ridículo al inspirarse en em terror serie B.

Ademas, los actores son solventes pero acusan el interpretar a personajes demasiado oscuros como para empatizar con ellos, lo que facilitan los curiosos rasgos faciales de la niña protagonista

En definitiva , Hereditary es una película poco convencional donde nada es lo que parece y nada tiene lógica, una muy fallida vuelta de tuerca al terror sobrenatural y psicológico

Nota: 5,5 por la gran interpretación de Toni Colette, lo mejor y mas destacable de la película.

Y vosotros, compartis mi decepción? Esperando vuestras opiniones, nos vemos en el próximo post 😘.

Cavernícola

Que tal, cinéfilos? Hoy os traigo crítica de la

película de stop-motion El cavernícola, dirigida por Nick Park y que cuenta en su versión original con Tom Hiddleston, Maisie Williams y Eddie Redmayne.

El cavernícola (Early man) da una amena y divertida vuelta de tuerca a la Prehistoria, en forma de animación stop-motion.

Nick Park, director que nos trajese “Wallace&Gromit”, vuelve con su propia visión de la Edad de Piedra, cargada de humor.

El cavernícola gira en torno a un partido de fútbol, yendo mas alla de su ambientación, que siempre está presente. Por tanto, las mejores escenas de la película son aquellas con el deporte como protagonista , pues el descubrimiento del balompie por la tribu del protagonista Dug y las acrobacias futboleras son situaciones bastante cómicas.

Una de las cosas mas interesantes de El cavernícola es su alegato al trabajo y al deporte en equipo, que siempre han existido a lo largo de la historia, llegándose incluso a comparar la arena de los gladiadores con un estadio de fútbol. Siguiendo el lema “pan y circo” , la película de Nick Park es bastante ácida y caricaturesca cuando aborda fútbol y política, en un tono irónico y mordaz que atraerá también a los espectadores mayores a ver la película en familia (pues el humor es demasiado sutil para los pequeños).

Sin duda, uno de los puntos fuertes ee la película es el dominio que el directorvcuatro veces ganador del premio de la Academia Nick Park tiene de la técnica de animación stop-motion, basada en el moldeado con plastilina.

Es increíble el nivel de detalle que tiene el escenario prehistórico creado para El cavernícola, pese a algunas licencias, como la utilización de edificios propios de la Edad de Bronce.

Además, como no podia ser de otra manera, las voces originales de doblaje corren a cargo de famosos actores; Eddie Redmayne pone voz a Dug, el protagonista principal, mientras que el propio Nick Park hace los sonidos de Cerdog (Hognob), la mascota de Dug, y Tom Hiddleston(Thor Ragnarok) encarna al villano Lord Nooth, Maisie Williams a Goona y Miriam Margoyles a la Reina Oofeefa.

En España, el doblaje de El cavernícola corre a cargo de voces Hugo Silva, Mario Vaquerizo y Chenoa, pero quizás hubiera sido mejor recurrir a profesionales.

En resumen, El cavernícola es una película entretenida, y mucho mas si se ve en versión original , riéndonos con Cerdog y disfrutando de la calidad de la animación. Una película dinámica y familiar que entretiene durante su hora y media de duración que nos tendrá entretenidos durante su hora y media de duración.

Una película dinámica y familiar que entretiene durante su hora y media de duración que nos tendrá entretenidos durante su hora y media de duración.

Amor de medianoche

Que tal cinéfilos? Comenzamos semana en el blog con la crítica de Amor a medianoche (Midnight Sun), una película romántica dirigida por Scott Speer y protagonizada por Bella Thorne, Rob Riggle y Patrick Schwarzenegger.

Como ejemplo del cine romántico adolescente mas tópico , Amor a medianoche (Midnight Sun), basada en la película japonesa Taiyô no uta, dirigida en 2006 por Norihiro Koizumi, llevada a la pequeña pantalla en 2015 con gran éxito.

La pelicula narra el romance entre Katie, una joven de 17 años que padece xerodermia pigmentosa (una enfermedad de la piel que le hace fotosensible) y Charlie, su amor desde la infancia.

Acostumbrada Katie a estar recluida en casa la mayor parte del dia, para evitar su exposición al sol, su vida dara un giro cuando ambos emprenderán un romance nocturno.

El director Scott Speer es casi desconocido para el gran público, y aqui patina con un exceso de azúcar en una película bastante anodina y con poco que aportar , llena de clichés.

Tampoco destaca la película en el apartado técnico, a excepción del juego de luces en las escenas de la protagonista. En cuanto al guión, coescrito por Kenji Bando, la película se aleja de la calidad de la versión japonesa, limitándose al mero remake con todos los clichés del cine romántico.

Empalagosa hasta decir basta, la película aburre hasta en unos personajes sin arco narrativo alguno, todos demasiado buenos para ser ciertos. No es solo que la trama aborde un género manido, sino que se recrea en ello, siendo previsible de principio a fin.

Quizá lo único que merezca algo de atención por parte del espectador sea la actriz Bella Thorne (vista recientemente en la olvidable Amityville: el despertar), una actriz joven y con talento que despega , pero aqui desaprovechada en una película hecha a desgana.

Por su parte,Patrick Schwarzenegger (Go North) se limita a cumplir como el guapo galán, atractivo y con planta para el papel, pero escaso en recursos interpretativos de un personaje para poco lucirse. Además, los personajes secundarios son prácticamente prescindibles.

Si a alguien le va a gustar Amor a medianoche es únicamente a los románticos sin remedio, porque ni Bella Thorne logra salvar el tipo, aun ni dando el do de pecho con una guitarra.

En definitiva , estamos una vez más ante la tan consabida historia del happy ending, sin emoción alguna, pese al buen rollo y a las ganas de vivir el momento que quiere transmitir . Por tanto, Midnight sun es un pastel no apto para todos los paladares.

Por tanto, Midnight sun es un pastel no apto para todos los paladares.

Los extraños: Cacería nocturna.

Que tal, cinéfilos? Os traigo crítica de Los extraños: cacería nocturna (The Strangers: Prey at Night), el segundo episodio de la saga dirigido por Johannes Roberts y protagonizada por Christina Hendricks, Bailee Madison, Martin Henderson y Lewis Pullman.

Secuela de la película de 2008 Los extraños, una pequeña producción de Bryan Bertino con Liv Tyler, la secuela nos trae de vuelta a las enmascaradas Dollface, Pin-up Girl y Man in the Mask, bajo una trama que dice ser inspirada “en hechos reales”.

Concretamente, la inspiración viene de los asesinatos de la familia Manson, como el mismo cuenta:”Cuando era pequeño, vivíamos en una casa aislada al fondo de la calle, en medio de la nada. Una noche en la que mis padres habían salido, alguien golpeó la puerta de la entrada y mi hermana pequeña fue a responder. En la puerta, había unos desconocidos preguntando por alguien que no vivía en la casa. Tiempo después, nos enteramos de que esa gente iba llamando al azar y, si nadie contestaba, entraban en las casas”. Además, en la localidad de Keddie, hubo un brutal crimen contra una mujer y tres niños en el interior de una cabaña.

De nuevo con guión de Bertino, Los extraños: cacería nocturna repite personajes y estructura narrativa de su predecesora, pero añade mas elementos del genero slasher y carga de adrenalina (como en la escena de la piscina con la música de Bonnie Tyler y todas aquellas de juego al ratón y al gato con las víctimas).

Los extraños: cacería nocturna narra como Cindy (Christina Hendricks) y su esposo Mike (Martin Henderson) viajan para internar a su rebelde hija Kinsey (Bailee Madison) , junto a su hijo mayor Luke (Lewis Pullman). En un alto en el camino, deciden acampar en el bungalo familiar, desconociendo que sus tíos han sido atacados la noche anterior. De repente, una joven llama a la puerta de la casa preguntando por una tal Tamara, y ahí se desencadena todo.

El terror y la fatalidad se sucederán al encontrarse con tres peligrosos enmascarados, remarcando la fatalidad de la misma casa de la película anterior. Aqui, el director Johannes Roberts nos intenta poner en la piel de los protagonistas y adentrarnos en una atmósfera claustrofóbica y tetrica, y la película parece reunir los requisitos de su género, pero adolece de unos protagonistas anodinos y poco desarrollados.

La familia es la típica de matrimonio con hija adolescente problemática, en la que se centrará gran parte de la cacería de los extraños .

Mas irregular y sin el ritmo de su precuela, la película abusa de buscar el susto fácil, cayendo a veces en lo ridículo: nunca logramos entender las situaciones y acciones de los personajes , con los que es difícil empatizar, lo que puede desquiciar al espectador en el corto metraje.

¿Es una Los extraños: cacería nocturna una secuela sin pena ni gloria? Desde luego, estamos ante una película fallida, que intenta imitar a slashers que crearon precedente (como Se lo que hicisteis el último verano o Scream), pero que no ofrece nada nuevo y poco tiene que decir mas alla del mero entretenimiento.

Nota final: 5.

Disobedience

Que tal cinéfilos? En este mes de junio del orgullo lgtbi (a mi que tanto me gustan pelis como Brokeback mountain, Milk, La vida de Adele o Call me by your name), y a la espera del estreno de “Con amor, Simon”, os traigo crítica de Disobedience (una película muy esperada de la que tenía altas expectativas tras leer la novela).

Tras sorprenderme con su trabajo ‘Una mujer fantástica’, ganadora del Oscar a la mejor película de habla no inglesa en la última entrega, el chileno Sebastián Lelio vuelve a rodar en inglés para traernos la adaptación cinematográfica de la novela homónima de Naomi Alderman.

‘Disobedience’ aborda con suma delicadeza la temática lgtbi y religiosa, en una historia de como dos mujeres se reencuentran y reviven su amor adolescente, en el contexto de una estricta comunidad judío-ortodoxa londinense.

Leilo opta por comenzar centrándose en Ronit (Rachel Weisz), la hija pródiga que vuelve a Inglaterra tras la muerte de su padre el rabino. Ronit decidió marchar a Estados Unidos y trabajar como fotógrafa, escapando del fanatismo relgioso impulsado por su progenitor. A su regreso, Ronit no es demasiado bien recibida. Incluso la fotografía parece resaltar la frialdad con que Ronit vuelve a su hogar.

La incomodidad que suscita la presencia de Ronit, quien tiene unos principios y convicciones distintos al resto, haciendo aun mas insostenible la situación. Leilo pasa aqui de plasmar la tensión de los sentimientos reprimidos a adentrarnos en el paulatino reencuentro entre Ronit y Esti, un antiguo amor de la adolescencia que resurge pese al matrimonio de la segunda.

Con la entrada de Rachel McAdams -en uno de sus mejores papeles-, vemos como las protagonistas no pueden reprimir y olvidar sus sentimientos, pero no tienen la libertad necesaria para estar juntas se nuevo (véase la escena en que Ronit sale corrriendo tapada con una capucha tras besarse).

Leilo dedica buena parte del primer acto a mostrarnos el contexto y el costumbrismo de una comunidad judío-ortodoxa, como elemento esencial en la posterior trama romántica. Por ejemplo, Ronit deja atrás las normas y enseguida saluda afectivamente a Esti y a su marido (próximo rabino y primo de Ronit).

Estando casada, es el personaje de McAdams quien mas difícil lo tiene y mas deberá luchar por vivir con su verdadera sexualidad y naturaleza. Aqui Lelio saca enorme partido de la expresión no verbal de la actriz, Que parece decir aun mas con sus gestos y mirada.

Tan solo volver a ver a Ronit revive las llamas de la pasion entre ambas, con unas escenas de besos y sexo lésbico que Lelio introduce con toda naturalidad, aprovechando el talento y la química entre las Rachel.

Fuera de lo morboso, introduce esos momentos con gran sensibilidad y tacto.

Este melodramatico romance lgtbi ofrece unos personajes vehículo de lucimiento de dos actrices aqui en estado de gracia (Weisz y Mcadams), en un tandem con el personaje de Alessandro Nivola (quien encarna al marido de Esti) como contrapartida.

El actor logra que su personaje no sea visto como obstáculo y opresor del amor entre las dos protagonistas , en una evolución emocional que nos deja escenas con bastante fuerza discursiva, en la linea de ‘Call Me By Your Name’ pero con un mensaje menos idealizado.

En definitiva, ‘Disobedience’ es una imprescindible e interesantísima película estupenda, un amor sincero que lucha contra la ideología religiosa, destacando el film por su magnífico guión, reparto y puesta en escena. Una pena que solo fuera distribuida en 18 cines españoles y tuviera que disfrutarla sin la calidad que merece, pero os recomiendo que no os la perdáis si tenéis ocasión.

Es una pena que la película solo fuera distribuida en 18 cines españoles y tuviera que disfrutarla sin la calidad que merece, pero os recomiendo que no os la perdáis si tenéis ocasión.

Esperando vuestras opiniones, hasta la próxima cinefilos😘

Loving Vincent

Que tal cinéfilos? Hoy os traigo crítica de una película dedicada a uno de mis pintores favoritos, “Loving Vincent”.

Uniendo dos expresiones artísticas como el cine y la pintura, que muchas veces han ido unidos, la película mezcla animación y arte para rendir tributo a la influencia artística de Vincent Van Gogh: cada fotograma es un calco de la composición y estética del pintor holandés.

Tras películas como “La joven de la perla”, ‘Loving Vincent’ es el culmen de la comunión entre cine y arte, resultando ser una producción excepcional en lo artístico, pese a sus fallos de guión.

Esta pelicula polaca, dirigida por Dorota Kobiela y Hugh Welchman, destaca por lo elaborado del apartado artístico, empleándose mas de 50.000 óleos artesanos ( realizados a mano por mas de un centenar de personas) inspirados por la obra de Van Gogh.

Empleando la técnica del rotoscopado, el increíble equipo artístico ha logrado contruir todo un mundo con los cuadros de Van Gogh como escenario, y asi captar los rasgos de intérpretes como Helen Mccrory o Saoirse Ronan para convertirles en personajes de lienzo.

Destacando por el apartado artístico, sin embargo, vemos que la trama que comienza enganchando (en torno a las circunstancias que rodearon a la muerte de Van Gogh) no logra mantenerse durante el irregular metraje.

Rindiendo tributo a una figura tan apasionante como Vincent Van Gogh, la película suscita interés y se deja ver bastante bien pese a su inconsistencia . Nos acercamos a la figura del artista loco e incomprendido que solo vendió un cuadro durante su producción artística , canalizado su locura en talento creativo para forjar el mito.

Para ello, conocemos los puntos de vista de los mas allegados al pintor, intentando desvelar todo el misterio que rodeo a su fallecimiento. Si bien esto logra captar la atención del espectador durante el primer acto, los recurrentes diálogos y la voz en off vuelven la película ligeramente monótona en su conjunto.

Salvando este detalle, ‘Loving Vincent’ es una pequeña, bella y excepcional joya, capaz de deleitar nuestra retina en cada escena, una carta de amor en mayúsculas a ese talento excepcional que fue Van Gogh, pese a que le haya faltado redondez y explotar su originalidad para llegar a ser una obra maestra.

“Basada en hechos reales”

Que tal comienza junio,cinéfilos? Comienzo mes en el blog con crítica de “Basada en hechos reales”, una premiada adaptación literaria a cargo de Roman Polanski.

Recordándonos a su “The ghost writer”, el controvertido director Roman Polanski vuelve a formar tándem con Emmanuelle Seigner (con quien ya trabajó en ‘La Venus de las pieles’, 2013), ofreciéndonos un thriller psicológico que compitió en el pasado Festival de Cannes (donde Polanski ya ganó en 2002 recogía la palma de oro con ‘El pianista’).

Homenajes y reconocimientos aparte , ‘Basada en hechos reales’ (‘D’Après une histoire vraie’, 2017) no destaca por ser de lo mejor del autor polaco.

Con reminiscencias de su anterior trabajo ‘El escritor'(‘The Ghost Writer’), ‘Basada en hechos reales’ narra como la escritora Delphine De Vigan (agotada y falta de inspiración creativa tras haber saboreado las mieles del éxito) es absorbida por su misteriosa y desconocida admiradora Elle, en un encuentro en una firma de su libro que cambiará las vidas de ambas para siempre y transcendera lo profesional en forma de relación de dependencia tóxica.

Desde el mismo momento en que las protagonistas se conocen, el por momento muy retorcido guión de Olivier Assayas y el propio Polanski nos va adentrando en la atmósfera opresiva del suspense del thriller psicólogo .

Pese a los esfuerzos , el guión de lo nuevo de Polanski se resiente a lo largo de las casi dos horas de metraje, tejiendo una trama imprevisible por su irregularidad. Una vez más, el continente es mejor que el contenido en esta especie de “Misery” de Stephen King .

En cuanto al apartado actoral, todo el peso recae en las dos actrices protagonistas, Emmanuelle Seigner u Eva Green, que sufren el incoherente desarrollo de unos personajes (nunca se sabe si Elle necesita a Delphine o viceversa) que, en la gran pantalla, pierden la fuerza que tienen en la novela homónima en que se basa la película.

Un (en mi opinión) Eva Green cumple con creces en su papel de femme fatale y fan obsesiva, pero cuesta entender el cariz que va tomando la relación entre su personaje y la Delphine de Emmanuelle Seigner, arrastrándose la una a la otra en un mar de enrevesados giros dramáticos se guión, en una oscura y peligrosa espiral.

Algunos pueden ver en “Basada en hechos reales” una surrealista pelicula de sobremesa sin sentido y razon de ser alguna, sin comprender las motivaciones ni ver la química de dos mujeres protagonistas.

Si bien la premisa de un thriller psicológico de escritores no es nada nuevo en el cine, pero si muy interesante, lo quizás destacable de la nueva película de Polanski son las dos actrices y un acertado tramo final en el que un correcto pero precipitado desenlace deja con ganas de mas.

Polanski nos hace el guiño de llamar a su protagonista Delphine, como la escritora de la novela en que se inspira su pelicula, pero no asi aprovecha todo el arco narrativo y la carga dramática de la misma, quedándose a medias y fallando en el intento de plasmarlo.

Si bien es un Polanski menor, el asfixiante mundo noir de ‘Basada en hechos reales’ echa en falta mas de la personalidad del cineasta, engancha al espectador en una tortuosa historia,pero el camino es irregular y lleno de altibajos.

Nota:6

Y vosotros, la habéis visto? Hasta la próxima cinéfilos 😘