“The gray man’

¿Qué tal,cinéfilos? Retomamos las críticas tras viajar y empezamos el interminable mes de agosto (además de añorando a Olivia Newton John) hablando de “The Gray Man”, thriller de espionaje dirigido y producido por los hermanos Russo (Avengers: Infinity War, Cherry) , protagonizado por Chris Evans, Ana de Armas, Regé-Jean Page y Billy Bob Thornton y estrenado tanto en salas de cine como en Netflix. La fotografía es de Stephen F. Windom y la música de Henry Jackman.

Basada en la novela “The Gray Man” de Mark Greaney,la trama narra como el exagente de la CIA Court Gentry (Ryan Gosling), alias Sierra Seis, es reclutado en una cárcel federal por su superior, Donald Fitzroy (Billy Bob Thornton) para ir a por su antiguo compañero de la Agencia Lloyd Hansen (Chris Eva, todo con la ayuda la agente Dani Miranda (Ana de Armas).

La película no ofrece nada que no hayamos visto ya en el género, pero propone una trama clásica, llena de y adrenalina, traiciones y sorpresas en la trepidante trama, entreteniendo pese a alguna carencia de guión.

En cuanto al reparto , Evans se muestra solvente y Gosling está en su salsa en la piel de un criminal em programa secreto, pero es Ana de Armas la que más se luce con los diálogos y movimientos de cámara, acompañados de numerosas escenas de acción que se suceden sin respiro y muestran la habilidad de los directores.


Pese a los convencionalismos del guión y algún personaje deus ex machina que resulta demasiado superficial y poco creíble, la película tiene algo de chispa y capta nuestra atención pese a los puntos flacos en este aspecto de no explicar las motivaciones de los protagonistas y tirar por lugares comunes en el cine de espionaje para la resolución del climax final.

Podría haber sido más redonda, pero el carisma y la química de los actores y una buena dosis de disparos ( a quien le gusten) hacen de ” El agente invisible” una aceptable opción para una calurosa tarde veraniega.

“Men”:¿todos los hombres son iguales?

¿Qué tal,cinéfilos? Hoy os traigo crítica de “Men”, producida por A24 y tercera película escrita y dirigida por Alex Garland, ( Ex-Machina, Aniquilación), protagonizada por una impecable Jesse Buckley y Rory Kinnear,entre otros.

Con una bucólica y bella fotografía de Rob Hardy,la siniestra partitura de Geoff Barrow y Ben Salisbury y un cóctel de terror,intriga y ciencia ficción,esta propuesta polarizará al público y no deja indiferente.

La trama arranca cuando Harper (Jessie Buckley) marca a una recóndita casa en la campiña inglesa para sanar mente,heridas y demonios personales…hasta que esa pesadilla de la que intenta huir le acecha latentemente, recordando y temiendo los momentos más oscuros de su vida.


Sonando “Love song” de Elton John, Garland nos ofrece otro y muy estudio de la condición humana, con menos ciencia ficción y más simbolismo y cuidado en la forma que en el fondo. Aquí no jugamos a ser Dios ni hay inteligencia artificial, como en sus películas anteriores, pero sí hay un poso feminista y de reflexión:una pena que un final algo forzado , made in Garland, no haga justicia a la solidez, el intimismo y el desasosiego de una primera parte del metraje que tan bien construye los cimientos de la historia.

“Men” comienza inquietando e impactando cuando expone poco a poco los traumas de Harper, luciendo bastante bella en el apartado técnico y jugando con los tonos anaranjados y los flashbacks explicativos,para después parecer olvidar su tono y virar hacia lo más gore y visceral, entre algunas lagunas de guión y lugares comunes del terror “elevado”.

Si entramos en el (algo tramposo) juego y tren de la bruja que Garland cuece a fuego lento, e en gran parte por el buen trabajo y todos los matices de la interpretación de Buckley: solo al final comprendemos dónde nos quiere llevar el director en esta alegoría de la masculinidad tóxica y el jardín del Edén con Eva y la manzana…revelandonos el sufrimiento de una mujer tan humana como Harper, con sus debilidades y fortalezas para luchar contra la violencia, la manipulación y la intimidación y maltrato físico y psicólogo.

Atípica, sorprendente, y tan enrevesada y atractiva visualmente como la reciente “Última noche en el Soho”, esta es una extravagante experiencia cinematográfica que, guste o no, remueve por dentro y es difícil calificar con palabras.Nota:6,5.

“Good luck to you,Leo Grande”

¿Qué tal, cinéfilos? Hoy os traigo crítica de «Good luck to you, Leo Grande», película dirigida por Sophie Hyde, escrita por Katy Brandy presentada en el último festival de Berlín, con una genial y entregada Emma Thompson (desnudo integral incluido) y Daryl McCormack en el reparto, fotografía de Bryan Mason y música de Stephen Rennicks.

Atrevida y divertida a la vez, arriesgando y sin tapujos en la reivindicación y el mensaje que nos propone, la película narra cómo Nancy Stokes ( una maestra de 55 años que acaba de enviudar y jamás experimentó un orgasmo ni relaciones sexuales satisfactorias con su difunto marido) contrata los servicios del joven y apuesto Leo Grande para disfrutar del sexo en la madurez.

Con diálogos hilarantes y gran química entre los protagonistas, vemos como Nancy va derribando tabúes a medida que se abre a su “terapeuta sexual”, tanto social como interna y personalmente y tantos años en la aburrida rutina conyugal. Todo un caso de liberación y entendimiento y búsqueda del placer femenino, eliminando las barreras de la edad y la educación sexual de generaciones anteriores que solo podían ser esposas y/o madres y veían como se buscaba el erotismo y la diversión en otras mujeres si no iba bien en la cama.



Con una confortable y lujosa habitación de un hotel londinense como casi único escenario, Nancy y su gigoló reflexionarán y se desnudarán en cuerpo y alma ante la cámara, siempre con un toque intimo y elegante en lo que se nos quiere contar. Durante los varios encuentros que vamos presenciando, ella aprenderá a sentirse deseada y agusto con su cuerpo a los 60, en parte gracias a la confianza y comprensión de él, mucho más humano de lo que aparenta ser tras su escultural fisico.



Respecto a las actuaciones,Thompson supera el reto con magnetismo, simpatía e ingenuo, abordando un tema tan interesante y necesario y con un compañero de lujo en sus caricias y dialogos, por lo cual es innegable el añadido del carisma de la pareja de actores.


En definitiva, “Good luck to you, Leo Grande” es una honesta honesta y sincera exploración de la relación entre el sexoy el paso del tiempo, entretenida,amena y con buen gusto. Notable.

“Maleficio”: maldición taiwanesa

¿Qué tal,cinéfilos? Hoy os traigo crítica de “Maleficio”(Incantation) , producción de Netflix made in Taiwan que nos propone un terror sobrenatural a partir del subgénero del metraje encontrado o found footage, al más puro estilo “El proyecto de la Bruja de Blair”,”Ringu” o “The medium” y ha sido todo un éxito en su país de origen.

Dirigida por Kevin Ko (quien coescribe el guión junto a Che-Wei Chang),la fotografía ws de Ko-Chin Chen Kevin Ko, la música de Rockid Lee y Richard Hocks y tenemos en el reparto a Ken-Yan Tsai (Ruo-nan), Kao Yin-Hsuan, Sean Lin o Ching-Yu Wen

Maleficio

Pese a tener como claros referentes a otras películas del género ( como la que cito anteriormente), la propuesta intenta (sólo a medias, en mi opinión) impactar y crear miedo en el espectador, cuando sólo algunas escenas consiguen crear un cierto mal cuerpo (más que asustar en sí): la historia gira en torno a un trío de amigos que deben ayudar a una superviviente de una secta a investigar extraños sucesos sobrenaturales y salvar a su hija Dodo de una maldición por sus ritos del pasado y profanaciones religiosas 6 años después.

En mi caso, vi la película con demasiado hype y expectativas por todo el revuelo que había despertado, pero solo me he encontrado con una irregular mezcla de terror y metraje encontrado y una sensación de deja vu constante: no sentí ni miedo ni sorpresa, aunque sí que me enganché al visionado.

Maleficio (Incantation)

Con todos los tics y elementos del género, “Maleficio” consigue muy bien crear intriga en su primera parte con esos momentos tan peligrosa registrados en vídeo (muy buenos movimientos de cámara y pulso aquí), para pasar a centrarse en cómo la maldición afecta a la vida cotidiana de madre e hija y amenaza cada vez más, introduciendo lugares malditos y folclore místico y religioso con simbología budista.

En cuanto a su estructura narrativa, Maleficio (Incantation) sigue dos líneas temporales: por un lado, Li Ronan y a su hija luchan por sobrevivir al maleficio en el presente, y por otro vemos el origen de la maldición y vemos complementada la historia, eso sí, con poca retroalimentación entre las subtramas y de manera caótica , poco coherente y con poca continuidad.

Mejor hecha que contada, dada su factura técnica, Maleficio (Incantation) no acaba de alejarse de los lugares comunes, a veces resulta forzada y adolece de falta de solidez creando terror, pero otras nos sorprende y capta nuestra atención con esa atmósfera desasosegante y un toque perverso en su climax final ( en sus escenas más turbulentas cuando se juega con las luces y sombras sombras el escenario de un pequeño pueblo taiwanés,lleno de lugares y personajes extraños y oscuros).

En definitiva, Maleficio (Incantation) podría ser aire fresco y una decepción a la vez, con aciertos pero un montaje desaprovechado al que se le podría haber sacado mucho más jugo (al igual que las actuaciones): confusa narrativamente, pero con tino para hacernos pasar mal esto en sus momentos más logrados. Nota:5

“Persuasión”: si Austen levantara la cabeza…

¿Qué tal ,cinéfilos ? Hoy os trágico crítica del drama romántico de época “Persuasión”, una fallida nueva adaptación y vuelta de tuerca a la novela homónima de Jane Austen que nos trae Netflix. Dirige la primeriza en el largometraje  Carrie Cracknell y tenemos en el reparto a Dakota Johnson y Richard E.Grant, con guión Ronald Bass y Alice Victoria Winslow,fotografía de Joe Anderson y música de Stuart Earl.

La trama gira en torno a la lucha por la felicidad de la joven Anne Elliot (Dakota Johnson) ,hija de un rico aristócrata, rebelde , culta, amante de la poesía y bastante moderna, que ve el regreso de un antiguo amor. Todo se pondrá patas arriba cuando ella y su estirada familia (ahora en precaria situación económica) vean como Frederick Wentworth, el pretendiente del pasado, irrumpa en sus vidas y oblige a Anne a decidir si dar una segunda oportunidad al corazón.

Basada libremente (con un toque actual) en la novela póstuma de Jane Austen de 1817, se los presentan (con mucho menos acierto que en “Orgullo y Prejuicio” y “Sentido y sensibilidad “) los temas recurrentes de la escritora: una historia de amor frustrada que abrirá cicatrices en la protagonista, influenciada y persuadida por la codicia de su padre para rechazar a Wentworth.

Cuando , años después, Frederick se ha convertido en capitán y tiene otro estatus social, la altivez y las deudas de los Elliot harán que Anne y sus allegados nos parezcan mezquinos y aprovechados para medrar a costa del joven.

En tierra de nadie, pero con un tono actual y de novela romántica ,lo único que sustenta esta propuesta es el carisma de Dakota Johnson, que emplea toda su expresividad (mirada pícara incluida) para romper la cuarta pared e introducirnos en la historia, intentando crear un personaje fresco y luminoso. Una pena que su interpretación no se vea acompañada por diálogos solventes y que sólo Richard E. Grant muestre también algo se solvencia y entrega.

Persuasión es un quiero y no puedo, un cascarón vacío y un producto puede que innecesario como adaptación para los más puristas del género, sin captar el espíritu clásico del libro ni profundizar en los detalles, hasta que la premisa resulta en algo anodino y ramplón más allá de una cuidada recreación de la época y del buen hacer de la actriz principal.


En definitiva, Persuasión  carece de pulso para imbuir del espíritu de Austen al típico drama romántico, y posiblemente solo llegue a gustar, convencer (o ,al menos,entretener) a los menos exigentes con las adaptaciones literarias.

“Las ilusiones perdidas “

¿Qué tal,cinéfilos? Hoy os traigo crítica de “Las ilusiones perdidas”, última película escrita (junto a Jacques Fieschi) y dirigida de Xavier Giannoli (“Chanson d’amour’ (2006),  ‘Madame Marguerite’, ‘La aparición’), presentada en los pasados festivales de Venecia y San Sebastián y basada en la novela homónima de Honoré de Balzac. Nominada a 15 Premios Cesar 2022, tenemos en el reparto a Benjamin Voisin, Cécile De France, Vincent Lacoste, Xavier Dolan o Gérard Depardieu. La fotografía es de Christophe Beaucarne y la música de Varda Kakon.

Esta tragicomedia narra la historia de Lucien Rubempré, un joven poeta de clase baja locamente enamorado de la baronesa Louise de Bargeton, ante al escándalo social y al rechazo de su amada, huyendo a París para pasar hambre y humillación escribiendo artículos tan polémicos y superficiales como el cinismo imperante.


“Las ilusiones perdidas” refleja el oscuro muro de la crítica y la incomprensión del talento de un pobre soñador que busca hacerse un lugar trabajando para un clasista periódico francés. Además,plasma a la perfección esa atmósfera del siglo XIX y ofrece una interesante y profundamente actual reflexión sobre la corrupción del arte y del alma: ¿todo lo escrito vale sólo por dinero, o existe la libertad creativa dentro de los límites de la libertad de expresión? ¿hasta qué punto deben estar condicionadas las letras y las páginas, la producción artística y literaria, por el poder y la opinión pública? Habrá que revalorizar la crítica y buscar nuevos referentes y opiniones intelectuales donde cada vez quedan menos.


Es difícil condensar el libro de Honoré de Balzac en casi 2h30 de metraje, pero un memorable y bien estructurado guión logra reflejar y hacernos empatizar con el ascenso y caída de un personaje tan bien desarrollado y lleno de matices como el del protagonista Lucien . Además, el recurso narrativo de la voz de off nos introduce aún más en la historia y el trabajo de Benjamin Voisin es excepcional, sin caer en la caricatura y acompañado de un gratamente sorprendente Dolan y de un solvente Depardieu: todo el reparto está bastante implicado.


Con respecto a la factura técnica, el buen hacer en la dirección y la fotografía es impresionante, con ese realismo de los planos angulares que da alma a los fotogramas: cada detalle se cuida a la perfección y muestra inteligencia y destreza al llevar esta reivindicativa y trepidante obra a la gran pantalla.


En definitiva, “Las ilusiones perdidas” fue una de las mejores propuestas cinematográficas 2021, actualizando a Balzac con bastante acierto.
Nota:9.

“El duque”

¿Qué tal,cinéfilos? Hoy os traigo crítica de “El duque”, comedia típicamente británica inspirada e dirigida por el fallecido Roger Michell y protagonizada por Helen Mirren (“The queen”) y Jim Broadbent (“Moulin Rouge”), con guión de Richard Bean y Clive Coleman, música de George Fenton y fotografía de Mike Eley. Fue presentada fuera de concurso en el Festival de Venecia.

La trama narra la historia de Kempton Bunton, un taxista de 60 años que robó el retrato del duque de Wellington de Goya (expuesto en la National Gallery tras pertenecer al propio duque y ser vendido en Sotheby’s, siendo el primer y único robo en la historia de la galería en 1961. Increíble lo que ocurrió después de esta insólita sustracción, con Kempton presionando al gobierno a invertir más en el cuidado de los ancianos en sus notas de rescate, como condición para devolver la pintura.

Broadbent se mete de lleno en la piel de un justiciero idealista y algo chantajista, harto de intentar vender (sin éxito)obras de teatrona la BBC y de luchar en vano por licencias de televisión gratuitas para los pensionistas y veteranos de guerra. Su gruñona y cabezona mujer,Dorothy (una gran Helen Mirren), es una limpiadora en una casa de lujo y está ansiosa por que su marido abandone sus reivindicaciones, mientras que el hijo de ambos (Jack) vive con ellos y admira fervientemente a su padre.

Jack ayudará a Kempton a idear un desastroso y delirante robo sin levantar la más mínima sospecha , como vemos en las escenas donde los policías investigan el crimen, apuntando a bandas internacionales.¿Quién pensaría en un setentero aparentemente bonachón e inocente como autor del crimen?

Lejos del lujo y glamour de otros robos de cine, la principal baza de la película es su peculiar humor británico, enfocándose en la lucha social de una persona que no es para nada lo que parece: nadie podría imaginar las intenciones del protagonista, tan inocente y tranquilo que aparenta por su edad y personalidad. ¿Podrá retar Kempton a su mujer y a la sociedad, aportando su granito de arena frente a las injusticias de la vida? Veremos si se convierte en Robin Hood.

En un tono clásico , convencional y con mucha flema ( y con alguna escena lacrimógena, entre tantos momentos hilarantes), Broadbent logra que el protagonista resulte entrañable y empaticemos con él, haciendo la historia cercana y creíble.


En resumen, “El duque” es una película curiosa, ligera y divertida con la buena iteración de hacernos pasar un buen rato, atractiva (en parte por el reparto) pese a ser algo previsible y políticamente correcta. Una muy buena oportunidad que el séptimo arte nos ofrece para conocer qué hubo del asombroso robo acontecido en la National Gallery de Londres, en una grata experiencia cinematográfica.

“Todo ha ido bien “



¿Qué tal,cinéfilos? Hoy os traigo crítica de “Todo ha ido bien”,   última película de François Ozon (‘8 mujeres’ (2002), ‘En la casa’ (2012) o ‘Verano del 85’ (2020), basada en la novela homónima y autobiográfica de Emmanuèle Bernheim y vista en Cannws h San Sebastián.

Con Sophie Marceau, André Dussollier o Charlotte Rampling en el reparto, la fotografía es de Hichame Alaouié.


Este drama familiar narra la historia de Emmanuèle, quien cuida de su padre de 85 años (hospitalizado tras un accidente cerebrovascular), un coleccionista de arte, amante de la naturaleza y de la vida que ha pasado a ser un anciano dependiente que solicita la eutanasia. Es aquí donde se planteará el dilema moral en torno al cual gira la película, con nuestra protagonista viendo su vida parada ante tal situación y reflexionando también sobre el destino y sentido de la vida, aunque con ciertos tintes de humor negro en cuanto a enredos familiares.


Ozon saca a relucir los principales valores morales europeos sobre el tema, juramento hipocrático y sufrimiento de familiares cercanos incluidos, ante un tema tan difícil y tratado con gran acierto y naturalidad.

Con algunas similitudes con ‘El padre’ (Florian Zeller, 2020) al tratar la enfermedad de los mayores y como afectan a todos los que las padecen, Ozon firma un guión casi redondo con personajes son interpretados a la perfección por Sophie Marceau, Géraldine Pailhas y por el inigualable André Dussollier. En formato plano/contraplano, se muestra una triste realidad con la que muchas familias podrán empatizar.

“Todo ha ido bien habla del miedo” nos hará tener menos miedo al sufrimiento y a la muerte, con un visionado bastante duro, pero enriquecedor



“Minions: El origen de Gru”

¿Qué tal,cinéfilos? Hoy os traigo crítica de “Minions: El origen de Gru”, nueva entrega de la franquicia de animación de Animation con los adorables esbirros amarillos y las voces en el doblaje al castellano de Florentino Fernández ( quien repite una vez más) y Mónica Naranjo como la malvada Donna Disco. Tenemos a Kyle Balda en la dirección y temas de John Lennon y The Rolling Stones en la banda sonora como acompañamiento a una cuidada animación y una trama amena que ofrece justo lo que se espera de ella para disfrute todos los públicos.

Puede que la fórmula se vaya agotando 12 años después de “Gru:mi villano favorito” y 7 despues de la película de los minions en solitario, pero esta da mejor resultado y puede dar cabida a futuras películas.

En esta ocasión, nos retrotraemos a la tierna infancia de un Gru que conoce a los Minions y necesita su ayuda para ser un supervillano de “Los salvajes seis”, unos malos muy malos que buscan una antigua joya en un país lejano. Aunque el pequeño Gru disfrute sembrando el mal y tenga claro su objetivo, sufrirá las burlas del resto, ante lo cual les pagará con su propia medicina (no sin la ayuda y los gags de sus amarillos ayudantes, que se roban la película entre tanta adrenalina con las persecuciones y batallas, pura pirotecnia).


Con ambientación setentera y guiños y cameos que harán las delicias de los más fans, además de una acción que mantendrá entretenidos a todos los públicos y una animación cuidada, el visionado se disfruta pese a cierta falta de frescura de la fórmula, esta vez llevando la historia a otra época, como es la niñez de Gru (sobre todo en los momentos en solitario de los minions en pantalla).


Sin embargo, seguro que a nivel comercial y de taquilla “Minions: El origen de Gru” será uno de los éxitos del verano, pues es un buen plan para una calurosa tarde estucar en familia y esto es justo lo que ofrece.