“Cuestión de sangre”

¿Qué tal, cinéfilos? Ya va acabando agosto al fin y vamos con una de las mejores opciones de la cartelera veraniega.

Hoy os traigo critica deCuestión de sangre (Stillwater), película de Tom McCarthy (La voz más alta y Spotlight) con Matt Damon,Abigail Breslin y Camille Cottin estrenada el pasado 13 de agosto. El guión es de Thomas Bidegain,Noé Debré,el propio McCarthy y Marcas Hinchey, la fotografía fe Masanobu Takayanagi y la música deMychael Danna.

Esta historia de padre coraje, entre el thriller y el drama, adapta libremente el caso de Amanda Knox, con ciertas licencias en el crimen y en el final.

Cuestión de sangre (Stillwater)

El protagonista es Bill Baker (Matt Damon) ,un operario del sector petrolífero que viaja a Marsella para ver e intentar liberar a su hija de prisión. Tras un juicio mediatizado por ser mujer, extranjera y lesbiana,no será nada fácil demostrar la inocencia de Alison (Breslin), que afirma no haber cometido el crimen que acabó con la vida de Lina, una joven de otra cultura y estatus que conoció al irse a estudiar al país galo .

Cumplidos cinco años de los nueve de condena, un rumor hará que Bill, un padre no muy loable hasta entonces, decida trasladarse a Marsella y dar un giro a la investigación. Esta decisión moral nos regalará los mejores momentos de la película, con las escenas entre padre e intentado reconducir su distanciamiento y altibajos.

En esta guerra judicial Estados Unidos y Francia, un posible votante de Trump como Baker se encuentra con Virginie y Maya (una actriz de teatro y su pequeña hija,forofa del Olympique), quienes serán claves en para trama y le ayudarán a crecer compañía persona.

Cuestión de sangre alarga lo que quiere contarnos en un excesivo metraje de 2h 20 minutos,pero el devenir del proceso judicial enganchan al espectador, con las miradas y conversaciones de la relación paternofilial. El giro del clímax final y el sentido del desenlace dan a la película en un tono más cálido y emotivo entre tanta rudeza del personaje.

Respecto al reparto,Matt Damon hace suyo un personaje arquetípico pero complejo que se busca a si mismo liberándose del rencor y los errores del pasado.

En definitiva,una muy notable película para acabar el periodo estival reflexionando sobre el sistema y el concepto de justicia.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s