“A classic horror story”

¿Qué tal,cinéfilos? Menos mal que ya queda menos para acabar agosto. Tras una semana de descanso, volvemos con critica de “A classic horror story”, una suerte de mezcla de “La matanza de Texas” y “Midsommar” dirigida por Roberto De Feo y Paolo Strippoli y estrenada el pasado 14 de julio en Netflix.

Protagonizada por Matilda Anna Ingrid Lutz (Elisa), Francesco Russo (Fabrizio) o Will Merrick (Mark), el guión está firmado por los directores,Lucio Besana y Roberto de Feo entre otros, la fotografía es de Emanuele Pasquet y la música se Massimiliano Mechelli.

La trama gira en torno a cinco jóvenes que, en su viaje en autocaravana, irán a parar a una casa rural en un recóndito paraje del bosque del sur se Italia,como si de “Posesión infernal” se tratara. Entre el suspense ,el folk horror, “Scream” y el gore de Tobe Hooper (hay escenas muy violentas), los protagonistas lucharán por salvar sus vidas.

La trama arranca presentando a los cinco personajes con los clichés del género (el soberbio y cabreado,el líder del grupo, el “pardillo”) , y tiene elementos repetitivos y de refritos de lo hemos visto en el género: la película no es nada novedosa ni se toma en serio, pero no es tan aburrida y predecible como algunos productos de terror reciente (con un giro que explica el precipitado final y juega con la inteligencia de un espectador que lo ha intentado prever).

Durante su poco más de hora y media de metraje, no se le puede pedir más para una tarde de verano que que nos enganche y a veces nos agarremos al sofá, con más misterio y atmósfera que terror en sí (algo trillado, pero sin abusar de los jumps scares con música a todo trapo). El uso del sonido en las escenas más violentas acentúa un realismo que llega a veces a paralizar y a revolver el estómago del espectador,con canciones italianas de fondo.

La escenografía de Emanuele Pasquet deja estampas impactantes y una oscuridad para conectar con la historia, mientras los movimientos inmersivos de cámara nos llevan por el viaje.

Más allá de la tortura que sufren los peesonajes, como fallo de la prlícula, el guión se La clásica historia de terror (A Classic Horror Story) apenas se para a desarrollarlos y hacernos empatizar con ellos, solo los explora y construye en ciertas escenas de relleno. Eso sí, los actores cumplen con su cometido y aportan ciertos matices con interpretaciones muy naturales (mención especial a Matilda Ana Íngrid Lutz y Francesco Russo).

Además, también hay cierto espacio para la reflexión y la crítica social con respecto al morbo de la violencia gráfica y explícita en el cine.

En definitiva, La clásica historia de terror (A Classic Horror Story) es un terrorífico y desasosegante relato que casi triunfa en su intento de tener un sello propio frente a las películas que les ha inspirado,le doy un 6 (bien,acwpt.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s