“Old”

¿Qué tal, cinéfilos? Hoy os traigo rítica de Tiempo (Old), lo último de la perturbadora filmografía de M. Night Shyamalan,que dirige y escribe la historia (Señales, La visita-que me gustó menos-, El protegido, El sexto sentido, El bosque).

En esta ocasión, el indio- estadounidense ha vuelto a polarizar a público y crítica, cosechando alabanzas y malas reviews a partes iguales. Con un tono muy filosófico,y rodada en plena pandemia con las dificultades del clima,no falta para nada el toque del director (cameo incluido).

Basada libremente en la novela gráfica “Castillo de arena” (“Sandcastle”) de Pierre-Oscar Lévy y Frederick Peeters, , Shyamalan aporta su visión particular a una premisa interesante,pero que podría haber sido más redonda y aprovechada al final: la trama gira en torno a varias familias que, descansando en una remota playa, hallan el cadáver de una mujer y sufrirán grandes vuelcos en sus vidas.

Aislados y sin manera de contactar con el exterior, escabrosos y oscuros acontecimientos ocurrirán en una misteriosa cala que no alberga nada bueno: todos sufrirán el paso del tiempo y el consiguiente deterioro mientras intentan escapar. ¿Con qué motivo? ¿Por qué han llegado hasta allí?

Lo que la novela deja en el aire para reflexionar, la película lo acaba sobreexplicando con poco acierto en el clímax final, en un interesante (aunque imperfecto ) relato sobre la naturaleza humana que no deja de mantener en tensión al espectador. Tiempo atrapa si entras en su juego y te dejas llevar, aunque haya escenas y diálogos que sacan ligeramente de la trama y provocan el efecto contrario.

Shyamalan a veces ata todo demasiado, y otras deja cabos sueltos, no se hubiese “mojado” tanto, y añade algo de humanidad al guión para intentar que empaticemos con los personajes.

Como puntos positivos, el pulso y buen hacer del director y del reparto (Rufus Sewell, Gael Garcia Bernal, Alex Wolff, Thomasin Mackenzie,Vicky Kriepps) en una historia tan coral y poliédrica con tantos personajes. Mención especial al trabajo del equipo de maquillaje y los efectos especiales, todo un reto.

Conforme avanza la trama, se va manejando la tensión con barridos de cámara,pesadillas, ojos desorbitados, miedo y angustia de los personajes, con un gran uso del escenario con apenas presupuesto.

Un poco tramposa en su final, la película lanza al aire interrogantes muy interesantes:¿en qué consiste envejecer, y crecer? ¿Somos trascendentes o contingentes?

La película aborda (a veces, de manera descorazonadora) la certeza del final que nos llegará tarde o temprano,como ese castillo de arena que se deshace con el agua.

Bueno

Lo mejor

El casting, la forma de rodar de Shyamalan y el existencialismo.

Lo peor

Los agujeros de guión y los momentos de sobreexplicación innecesarios.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s