“On the rocks”

¿Qué tal, cinéfilos? Hoy os traigo crítica de On the rocks , comedia romántica escrita y dirigida por Sofia Coppola que supone el reencuentro de la directora con Bill Murray 17 años después de la maravillosa “Lost in translation“. Distrubuida por la plataforma Apple TV, completan el reparto Rashida Jones, Marlon Wayans, Jessica Henwick o Jenny Slate, entre otros.

Al igual que la obra maestra de su directora, On the rocks profundiza en las distintas caras del matrimonio y en el efecto de la soledad y la falta de comunicación en él. Además del reto de mantener una relación conyugal,Sofia Coppola también aborda el vinculo paterno- filial para reflexionar en un tono profundo,pero ameno y ligerona la vez, sobre el concepto del amor en pareja y en familia.

La trama arranca con la protagonista, Laura, decide recurrir a su padre (Felix) ante las sospechas de infidelidad por parte de su cada vez más ausente marido. Felix y Laura tienen formas radicalmente opuestas de entender la vida, pero lograrán ser compatibles.

Bill Murray encarna a un caradura y conquistador neoyorkino, en un personaje muy acorde con su carisma:Felix se considera un experto en conductas masculinas y en tratar a las mujeres con todo el respeto, aunque ello resulta algo discutible. Por el contrario, el personaje de la hija es mucho más tranquilo y tímido, una Lauda que se siente sola y se aísla hasta que su padre le ayuda a reencontrarse consigo misma.

Laura ha transmitido a su matrimonio todos los complejos e inseguridades que arrastra desde la infancia, al dejar su padre a su madre por una asistenta. Esa pérdida de la figura materna como tal marcará a Laura para toda su vida, y las propias frases de su padre nos ayudarán a comprenderla y entenderla.

Reflejando algunos trazos de la relación con su padre Francis ,y de este mismo en el personaje de Bill Murray, Sofia muestra como nuestra experiencia vital condiciona nuestra idea de la familia y el amor con una cuidada e íntima dirección:una historia sencilla, pero bien apoyada en el guion de sus propias vivencias personales.

De una manera amable y cálida, la película transmite el mensaje de luchar contra esas inseguridades y complejos que dañan nuestras relaciones sentimentales y afectivas, incapacitandonos para la comunión que es la base de la confianza, ya sea por miedo, sensibilidad o fragilidad. Es curioso como los personajes masculinos principales (no solo el padre,también Dean, el marido de Laura) son todo lo contrario, seguros e incluso pagados de si mismos.

Aunque no cale tanto tras su visionado y no esté a su altura, tras disfrutar de la película apreciaremos ciertos puntos en común con “Lost in Translation”, por esta disección emocional de las relaciones humanas. Ahora, las dos almas perdidas en Tokyo son un matrimonio neoyorquino con graves problemas.

Con bellísimas escenas como la de Bill Murray conduciendo por Nueva York, cabe destacar también la fotografía de Philippe Le Sourd, acompañada por un envolvente jazz y música clásica.

En definitiva, On the rocks merece la pena por la temática que plantea y la mera presencia de Bill Murray, por si eso no fuera suficiente acicate de disfrutar de lo último de Coppola. Aunque es una película muy interesante y correcta, aun lejos de lo mejor de la filmografía de Sofia, huelga decir que sí enamorará y cautivará a sus fans más acérrimos: aunque sea un film menor, el dúo Coppola/Murray bien merece ser disfrutado.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s