El hilo invisible (Phantom Tread)

Que tal cinéfilos? Hoy os traigo crítica de la nueva colaboración de unos de mis intérpretes y cineastas favoritos, y se trata de una película a la que iba con muchas expectativas: “El hilo invisible”.

En esta ocasión, con El hilo invisible, Paul Thomas Anderson (P. T. A.) nos trae un retorcido y elaborado drama histórico sobre la moda, retratando una relación amorosa tóxica al mas puro estilo Hitchcock.

Si ya el hecho de volver a hacer equipo con Daniel Day-Lewis tras “Pozos de ambición” ya promete, la posibilidad que este se despida de la interpretación con un cuarto Oscar (si Oldman o la joven promesa Chalamet lo permiten) es otro aliciente.

Situada la trama en el Londres de lls años 50, nos adentramos en el taller de Reynolds Woodcock, un diseñador inspirado en Balenciaga que hace de sus adineradas clientas sus musas. Cansado de confeccionar para la alta sociedad, siempre con el apoyo de su autoritaria hermana (una espléndida Lesley Manville), el modisto parece estar falto de inspiración para crear diseños.

Sera entonces cuando entre en la vida de este perfeccionista creador la joven y bella camarera Alma (una magnética Vicky Kriep en estado de gracia), quien pondrá su mundo patas arriba.

Estamos ante una película que atrapa en sus mas de dos horas de metraje, gracias en parte a la belleza del apartado técnico de fotografía y vestuario y a la artesanía y cuidado del detalle que P.T. Anderson imprime a su filmografía.

Con una atmósfera delicada como la tela de los vestidos de Woodcock, pero siniestra , fantasmagorica y opresiva a la vez, Anderson lleva al límite el perturbador romance de musa y creador. Intentando trazar una obra maestra, Anderson intenta revertir los roles de género para emponderar a Alma en su rebelión contra un genio al que, con todo poder sobre ella, le molestan sus propios modales al desayunar o que vaya a baila sin él.

Reynolds Woodcock es encarnado por un inconmensurable Daniel Day-Lewis, un animal escénico que hace suyo el carácter maniático y atormentado de su personaje.

Le da la réplica la rebelde Alma, una poderosa cuya interpretación es también digna de todo elogio.

Ademas de los grandes actores, también hace impecable cada plano la magnífica partitura compuesta por el miembro de Radiohead Jonny Greenwood, fetiche del director.

Sin duda, esta historia de amor enfermizo entre musa y creador ha sido la gran sorpresa de las nominaciones a los Oscar con 6 candidaturas, y sin duda merece un visionado y ser admirada pese a su (en mi opinión) desconcertante tramo final, en el que no llegue a entender las reacciones de los protagonistas que tan en vilo me tenian. Tras “Puro Vicio” ( una locura psicodélica que a mi si me gusto, como todo lo que hace mi amado Joaquin Phoenix), Anderson apuesta por un cine de autor que necesita ser reposado para admirar su exquisitez.

Nota:8,5

LO MEJOR:

  • Belleza y elegancia en todo detalle.
  • Su banda sonora

LO PEOR:

  • Que pueda irse prácticamente de vacío en los Oscar, salvo el vestuario.

Esperando que os guste el post y me contéis vuestra opinion si la habéis visto, hasta la próxima😀


2 thoughts on “El hilo invisible (Phantom Tread)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s