Joaquin Phoenix a golpe de martillo:”En realidad nunca estuviste aquí “

Que tal cinéfilos? Como gran admiradora  (enamorada de él desde su Comodo de Gladiator, sigo esperando a que la Academia le de por fin su ansiado Oscar tras tres nominaciones) de esa bestia escénica que es Joaquin Phoenix (véanse Her,The Master y Puro Vicio), ansiaba ver su nuevo trabajo en la gran pantalla tras tanto tiempo sin producirse.

Se trata del nuevo film de la directora escosesa Lynne Ramsay desde ‘Tenemos que hablar de Kevin’ (‘We Need to talk About Kevin’), el cual fui a ver habiéndome leido antes la novela homonima de Jonathan Ames.

En la linea de sus atormentados y complejos personajes, Phoenix interpreta con su habitual maestría y desde dentro el trauma del protagonista, Joe: la trama gira en torno a los demonios interiores (con flashbacks explicativos de sus fantasmas del pasado) , un exmarine y justiciero que,a golpe de martillo, se cobra venganza de la trata de blancas de políticos corruptos y salva a las jóvenes de la red de prostitución. Con una sola mirada,el puertorriqueño transmite toda esta oscuridad y es el alma de la película.

Con una violencia dura , pero contada a través de detalles más que explícitamente, la película impacta y remueve la conciencia del espectador por la propia crudeza de lo que narra y el tono intimista con que lo hace.

Si bien no es una película  fácil de ver, ‘En realidad, nunca estuviste aquí’ acierta y sorprende al no ser un thriller al uso: su protagonista ha sido comparado con el Taxi Driver de De Niro, y su estética  de cine negro con Drive de Ryan Gosling, pero la película se caracteriza y distingue por su intensidad visual, gracias a una gran labor de dirección de Ramsay que hace obviar algunos detalles omitidos de la novela, vitales para que el espectador empatice con el protagonista Joe y entienda lo que pasa(detalle pese al cual la película ganó el premio al mejor guión original en Cannes, además del de mejor actor).

Es este el unico pero que le pongo a la película, que sumerge  con eficacia una agobiante atmósfera de violencia,  pero con un ritmo pausado a base de detalles y poco diálogo que puede confundir al espectador. 

El gran estilo narrativo y visual de Ramsay, que puede hacer resultar la película  difícil  de ver para todos los públicos y el memorable papel que nos vuelve a regalar Phoenix (a la vez frágil que un toro salvaje lleno de cicatrices) forman una gran simbiosis, aunque el cuidado y la espectacularidad de la puesta en escena contrasten con la sobriedad del guión.

De hecho, en palabras de Ramsay (‘En realidad, nunca estuviste aquí’): “Cuando Joaquin Phoenix se metió en ese personaje, parecía El jorobado de Notre-Dame; un monstruo, o un demonio”. Y es por el por el que no os la podéis perder😀

 Y hasta aqui mi critica, hasta el próximo post 😙😙


8 thoughts on “Joaquin Phoenix a golpe de martillo:”En realidad nunca estuviste aquí “

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s